La naturaleza ficticia de la Realidad

Ir abajo

La naturaleza ficticia de la Realidad

Mensaje  luzzyra el Lun Oct 10, 2011 7:43 pm


espero que les interese. es un tema que tenía guardado por alli esperando al sitio apropiado para compartirlo.
a mi me pareció revelador.
gracias chitauri. muy buen blog...

A continuación dejo fragmentos de la gnóstica obra de Dick, Valis, que ayudarán a comprender la ¿obsesión? de su autor por la naturaleza ficticia de la realidad:


Fotograma de un capitulo de lost



El rayo rosa.

“(…) Dios, nos dijo, le había disparado un rayo de luz rosa directamente a la cabeza; Fat se había quedado temporalmente ciego y la cabeza le había dolido durante varios días. Era fácil, dijo, describir el rayo de luz rosa; era exactamente lo que se percibe como postimagen de fosfeno cuando una lámpara de flash nos destella en la cara. Ese color perseguía espiritualmente a Fat. A veces aparecía en la pantalla de un televisor. Vivía para esa luz, para ese color particular.
“Sin embargo, nunca volvió a encontrarlo. Nada podía producir ese color en la luz, salvo Dios. En otras palabras, la luz normal no lo contenía. En una oportunidad Fat estudió el círculo de los colores, un círculo de todo el espectro visible. El color no estaba allí. Había visto un color que nadie más puede ver, más allá del espectro.”




(…)
“Tendríamos que poder escuchar esta información o, mejor, esta narración, como una voz neutra dentro de nostros mismos. Pero algo no funcionó bien (…) no podemos leer fuera ni escuchar dentro. Algo le ha sucedido a nuestra inteligencia.”

El Obstruído.

“Él dijo: “Yo soy Dios y no hay otro Dios fuera de mí”. Pero cuando dijo estas cosas, pecó contra todos los inmortales (imperecederos) que lo protegían. Además, cuando Pistis vio la impiedad del gobernante se sintió enfadada. Sin ser vista, dijo: “Te equivocas Samael”, esto es “el dios ciego”. “Un hombre inmortal e inhumano, anterior a tí, se manifestará en los cuerpos que modeles. Te aplastará con los pies como los alfareros aplastan la arcilla. Y descenderás con los que te pertenecen al encuentro de tu madre, el abismo”.
“Fat comprendió inmediatamente lo que acababa de leer. Samael era la deidad creadra que creía ser el único Dios, como se dice en el Génesis. No obstante, era ciego, que quiere decir “obstruido”, un término fundamental para Fat.
(…)
“Antes de la identidad creadora existía un hombre inmortal e iluminado, y ese hombre inmortal e iluminado aparecería en la raza humana que Samael crearía. Y ese hombre inmortal e iluminado previo que la deidad creadora, aplastaría al iluso creador ciego e irracional como arcilla de alfarero.”

Gnosticismo, Logos e información viva.

“El hombre y el verdadero Dios son idénticos –como lo son el Logos y el verdadero Dios–, pero un loco creador enceguecido y su mundo demencial separan al hombre de Dios. Que el creador ciego crea sinceramente que él es el verdadrero Dios sólo revela el grado de obstrucción que padece. Esto es gnosticismo. De acuerdo con el gnosticismo, el hombre debe situarse en la misma categoría que Dios en oposición al mundo y al creador del mundo (que están los dos locos, se den cuenta o no). La pregunta de Fat “¿Es el universo irracional y lo es porque una mente irracional lo gobierna?”, recibe esta respuesta por intermedio del doctor Stone: “Sí, lo es; el universo es irracional; la mente que lo gobierna es irracional; pero sobre todo eso se eleva otro Dios, el verdadero Dios, y él no es irracional; ha desafiado a los poderes de este mundo, además, y se ha aventurado en él para ayudarnos; y lo conocemos como el Logos, lo cual, de acuerdo con Fat, significa información viva.”
(…)




Cebra y Nag Hammadi.

“Quizás el universo fuera irracional, pero algo racional había irrumpido en él, como un ladrón nocturno irrumpe en una casa, inesperado en cuanto a lugar, inesperado en cuanto a tiempo. Fat lo había visto, no porque tuviera nada de especial, sino porque la racionalidad así lo había decidido.
“Normalmente permanecía disimulada. Normalmente, cuando aparecía, nadie podía dsitinguirla del fondo; era fondo sobre fondo, como lo expresaba correctamente Fat. Tenía un nombre para designarlo.
“Cebra. Porque se confundía con el escenario. Esto recibe el nombre de mímesis. Otro nombre es mimetismo. Ciertos insectos recurren a él; miman otras cosas: a veces a otros insectos –a insectos venenosos – o ramitas, etcétera. Ciertos biólogos y naturalistas han aventurado especulativamente que quizás haya formas más elevadas de mimetismo, puesto que formas inferiores –es decir, formas que engañana a quienes tienen por objeto engañar, pero no a nosotros –se han encontrado en todas partes del mundo.
“¿Y si hubiese una forma elevada de mimetismo, tan elevada que ningún ser humano (o muy pocos) la habría detectado? ¿Y si sólo se la detectara si ella así lo decidiera? Lo cual significa que no se la detectaría realmente, pues en estas circunstancias habría abandonado el disimulo para desvelarse. “Desvelarse” en este caso equivaldría a “teofanía”. El ser humano diría asombrado: “He visto a Dios”; cuando de hecho habría visto una forma de vida ultraterrestre altamente evolucionada llegada aquí en algún momento del pasado … y quizá, como lo conjeturaba Fat, habría dormitado dos mil años en forma de semilla latente como información viva en los códices de Nag Hammadi, lo cual explicaría por qué las noticias de estos códices se interrumpieron abruptamente alrededor de 70DC.”



Transubstanciación.

“El universo es una vasta entidad irracional en la que ha irrumpido una forma de vida de orden elevado, disimulada mediante un refinado mimetismo; por lo tanto, mientras asi lo decida, permanece inadvertida –por nosotros–.
(…)
“Al cabo de un año de haber analizado el encuentro con Cebra, o con Dios o el Logos o lo que fuere, Fat llegó a la conclusión de que Cebra había invadido nuestro universo; y un año más tarde se dio cuenta de que estaba consumiéndolo; esto es, devorándolo. Cebra obraba mediante un proceso muy semejante a la transubstanciación. Éste es el milagro de la comunión por el que las dos especies, el vino y el pan, se convierten de manera invisible en la sangre y el cuerpo de Cristo.
“En lugar de verlo en la Iglesia, Fat lo había visto en el mundo; y no muy microformado, sino macroformado, lo cual significa, en una escala muy amplia, que parecía no tener límites.”
(…)






El Dios del exterior.

“Los hombres y el mundo son mútuamente tóxicos. Pero Dios –el verdadero Dios– ha entrado en ambos, ha entrado en el hombre y en el mundo, con lo cual el paisaje parece más sereno. Pero ese Dios, el Dios del exterior, se topa con una feroz oposición. Abundan las estafas –los engaños de la insanía– y se enmascaran reflejando la imagen opuesta: el ademán de la cordura. Las máscaras, sin embargo, se desgastan y la locura queda revelada. Es algo decididamente grotesco.”
(…)
“Transcurrieron venticinco siglos desde que Heráclito escribió: “La estructura latente domina la estructura de lo obvio” y “La naturaleza de las cosas tiene por hábito el ocultamiento”.
“De modo que lo racional, como una semilla, se oculta en la masa irracional”.

Anamnesis gnóstica (información viva) o Imperio.

“La “salvación” mediante la gnosis –más adecuadamente, la anamnesis (la pérdida de la amnesia)–, aunque tiene significación particular para cada uno de nosotros –un salto cuantitativo de la percepción, la identidad, la cognición, la comprensión, la experiencia del mundo y de uno mismo, con inclusión de la inmortalidad–, tiene mayor importancia todavía para la totalidad del sistema, puesto que estas memorias son datos necesarios y valiosos para un buen funcionamiento.
“Por lo tanto, se encuentra en proceso de autorreparación, que incluye: reconstrucción de nuestro subcircuito por medio de cambios del tiempo lineal y ortogonal y también una continua señalización dirigida a nostros para estimular los bloqueados bancos de memoria y recuperar lo que hay allí almacenado.
“La información externa o gnosis, pues, consiste en desinhibir las instrucciones, con el núcleo de contenido que nos es concretamente intrínseco, es decir, que ya se encuentra allí, en nosotros. (Esto lo observó por primera vez Platón, para quien aprender es un mdo de recordar.)
“Los antiguos dominaban técnicas (sacramentos y rituales) utilizadas ampliamente en los misterios religiosos grecorromanos, incluido el cristianismo primitivo, para producir el despertar y la recuperación, sobre todo, por el valor restaurador que tiene para los individuos; los gnósticos, empero, percibieron el valor ontológico de lo que llamaron la divinidad, la entidad total.”
(…)
“No caímos por causa de un error moral: caímos por causa de un error del intelecto que consideró como real el mundo de los fenómenos. Por lo tanto, somos moralmente inocentes. Es el Imperio en sus múltiples disfraces el que nos dice que hemos pecado. “El Imperio nunca terminó”.
(…)
“Los romanos habían descubierto y matado a todos los homoplásmatas: todos los cristianos primitivos en conatcto con el plásmata; ellos murieron, el plásmata escapó a Nag Hammadi y permaneció allí aletargado como información en los códices.”
(…)
“El médico ha venido a nosotros varias veces con distintos nombres. Pero todavía no estamos curados. El Imperio lo identifica y lo rechaza. Esta vez el médico acabará con el Imperio por fagocitosis.”
(…)
“El Imperio es la Institución, la codificación de la perturbación; está loco y nos impone esa locura por la violencia; es violento por naturaleza.
“Luchar contra el Imperio significa inferctarse de la perturbación que lo domina. Esta es una paradoja; quienquiera que derrote un segmento del Imperio, se convierte en el Imperio; prolifera como un virus, imponiendo su forma a los enemigos. Por lo tanto, se convierte en el enemigo.
“Contra el Imperio se levanta la información viva, el plásmata o médico que conocemos con el nombre de Espíritu Santo, Cristo desencarnado. Estos son los dos principios: el oscuro (el Imperio) y el luminoso (el plásmata). Cada cual contiene un componente de esos dos principios. Zoroastro lo sabía porque la Mente Sabia le transmitió la información. Él fue el primer Salvador. Cuatro han existido en total. Un quinto que está por nacer diferirá de los otros.”
El Inmortal o Elías.

“Cuando un huésped humano muere, el Inmortal se traslada, de modo que no es nunca atrapado ni muerto. De ahí que Jesús exclamara en la cruz: “Eli, Eli, lama sabachtani”. Al escucharlo, algunos de los presentes dijeron correctamente: “Este hombre está llamando a Elías”. Elías lo había abandonado y él murió solo.
(…)
“Tomás había llegado a saber cómo reconstruirse después de acaecida la muerte física. Todos los cristianos primitivos lo sabían. Se logaba por medio de la anamnesis, la pérdida de la amnesia que … Bien, según estaba planeado el sistema, cuando Tomás se sintiera agonizar dejaría una huella en el signo cristiano del pez, comería un alimento color rosa –el mismo color rosa de la luz que Fat había visto– y bebería de un recipiente sagrado mantenido en un lugar fresco, y luego moriría; y al renacer, crecería y se convertiría en otra persona, no en él mismo, hasta que se le mostrara el signo del pez.
“Había previsto que esto sucedería unos cuarenta años después de su muerte. Se había equivocado. Tuvieron que transcurrir casi dos mil años.”
(…)
“La promesa de vida eterna que Cristo hizo a su pequeño rebaño no era ninguna mentira. Cristo le había enseñado a lograrla.”
(…)
“Cristo es una forma de vida extraterrestre que llegó a este planeta hace millares de años, y que como información viva pasó a los cerebros de los seres humanos que ya vivían aquí, la población nativa de este planeta.
“Antes de ser Cristo fue Elías. Los judíos lo saben todo sobre Elías y su inmortalidad; y su capacidad de extender la inmortalidad entre otros “mediante la división de su espíritu”. El pueblo de Qumran conocía todo esto. Intentaban recibir parte del espíritu de Elías.”

Pez, ADN y Dogon.

“–Me pareció ver el signo cristiano del Pez– dije –. Como decoración.”
(…)
“–¿Saben qué es? La doble hélice.
“–Eso es la molécula de ADN– dije.
“–Exacto– dijo Kevin con una sonrisa–. Como un dibujo repetido alrededor de la boca del cántaro.
“Todos permanecimos en silencio por un momento y luego yo dije: –La memoria del ácido ribonucleico. El pozo de memoria genética.
“–Exacto– dijo Kevin. Agregó–: A orillas del arroyo cuando ella llena el cántaro …
“–¿Ella?– preguntó Fat –. ¿Quién es ella?
“–Una mujer –respondió Kevin–. Nunca se la vuelve a ver. Nunca se le ve el rostro, pero lleva un largo vestido anticuado y está descalza. Mientras llena el cuenco o el cántaro, hay un hombre que pesca.
(…)
“–Entonces el signo cristiano del Pez es la doble hélice de Crick y Watson – les dije –. La molécula de ADN que almacena la memoria genética.”
(…)
“Esto también complació a Fat, pues aludía al pueblo Dogon que designaba a la deidad benéfica con el signo del Pez.”


VALIS – Kabbalah – Artefacto

“Siempre hay información cuando VALIS está presente –dijo Mini asintiendo y sonriendo–. Él es información. Información viva.”
(…)
“–Pues entonces, no estás familiarizado con la Cábala –dijo Mini–. Es el sistema de código que utiliza VALIS; toda la información verbal se almacena como Cábala.”
(…)
“–VALIS es una construcción –dijo Mini–. Un artefacto. Está anclado aquí en la Tierra, literalmente anclado. Pero como para él el tiempo y el espacio no existen, VALIS puede estar en cualquier parte y en cualquier tiempo que le plazca.
“–¿Tiene algún antagonista?– preguntó Kevin.
“–Sólo la patología de este planeta – dijo Eric –.
“–Pues entonces VALIS es racional – dije.
“–La única racionalidad con que contamos – dijo Linda.
(…)
“VALIS, como información viva, penetraría en el mundo, se reproduciría en los cerebros humanos, se cruzaría con ellos, los ayudaría y los guiaría en un nivel subliminal, es decir, de manera invisible. Ningún ser humano podría tener la certeza de ser portador de la buena nueva en tanto la simbiosis no alcanzara el punto de iluminación. En el trato con otros seres humanos, una persona dada no sabría nunca cuándo se encontraba en presencia de otro homoplásmata y cuándo no.”

Choza en el mar.

“Una noche soñé que era propietario de una cabaña que estaba directamente en el agua, un océano en esta ocasión; el agua se extendía hasta el horizonte. Y esta cabaña no se parecía a ninguna otra que yo hubiera visto; se asemejaba más bien a una choza como las que aparecían en los films sobre los mares del Sur.”

fuente
http://chitauri.blogspot.com/


avatar
luzzyra

Mensajes : 180
Fecha de inscripción : 10/10/2011
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/luzzyra?feature=mhee

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.